jueves, 15 de octubre de 2015

Y al final...ganamos.

Xavi, Manolo y yo teníamos una empresa y una marca, Breakingthepana.

Vendíamos camisetas y sudaderas con mis ilustraciones. Como a tantísimos otros diseñadores, un buen día nos llegó a nosotros la hora de ver como un grande nos fusilaba el diseño sin ningún tipo de escrúpulo. 




ASÍ contábamos entonces lo que nos estaba pasando. Nos pusimos en contacto con ellos y decidieron retirar las camisetas de las tiendas españolas, pero poco más tarde nos sorprendieron con una segunda camiseta que nos pareció un chiste de mal gusto. ESTA fue nuestra reacción.

Fue New Yorker, en nuestro caso y en aquel momento, hace ya seis años, a nosotros nos pudo la indignación y decidimos mover ficha. De locos, sí. Seis años lidiando con ello lo demuestran. 

Por el camino, hemos tenido que aguantar por su parte todo tipo de tretas, engaños y jugadas sucias, en un empeño ridículo en hacernos sentir unos mierdas peleando contra un gigante. Han jugado a agotar nuestra paciencia y nuestros recursos (claro, todo esto no sale gratis) creyendo que en cualquier momento nos retiraríamos de la partida. Pero no ha sido así. Ha sido un camino largo y difícil y tengo mucho que agradecerle a Cristina Colom, nuestra abogada, pero hoy por fin puedo decir que ganamos la batalla, y que van a pagar por ello.  La justicia les ha condenado a publicar la sentencia en el periódico El Mundo y, claro, la publicación es de risa, escondida, a un tamaño ridículo, sin titular ni nada...queriendo pasar desapercibida. Muy elegante por su parte, sí, pero ¿qué otra cosa se podría esperar de ellos? 



En este momento siento la necesidad de difundir todo esto al máximo, todo lo que esté en mi mano, porque no éramos una empresa grande pero no somos unos mierdas y les hemos ganado. 

Y quiero que se entere todo el mundo.

Estoy contenta porque (aun no termino de creérmelo del todo) siento la satisfacción de haber luchado contra una injusticia de las gordas y haber ganado. Con esfuerzo, sí, pero al final todo lo importante se consigue así. 




4 comentarios:

Daniel Hernández dijo...

¡¡Me alegro mucho!!

Anónimo dijo...

��������

Susi dijo...

Enhorabuena Belén!!!, Mala solo hay una: la tuya.

DESIRÉE dijo...

Mi enhorabuena. Os felicito por la paciencia y la valentía de seguir adelante. Se creen que por que somos pequeños dejamos que nos hagan de todo y están equivocados